La Biblia bien explicada. Hoy: Job

Job (según la biblia) era un hombre sensato, recto, creyente y que se alejaba del mal. Tenía 7.000 ovejas, 3.000 camellos, 500 yuntas de bueyes, 500 asnas y una servidumbre muy numerosa, además de 7 hijos y 3 hijas. Así a simple vista se podría decir que era feliz. El problema es que un día el protagonista del libro, de nombre Dios, decide poner a prueba su fidelidad gastándole pequeñas bromas. Todo vino a raíz de una conversación que mantuvo Dios con su amigo Satán y que adaptado a un lenguaje bastante más moderno y claramente más informal, sería algo así:

Dios: ¿Hab-bisto cómo mola el Jó este? Er colega me quiere un huebo y tal, saes. Nunca habla mal de mi y toa la pejca.

Satán: Eso é porque no le tocar lo güebos, nen. Métele dos ostias y berás como te manda a tomar por culo el pabo.

Fue así, como Dios en su infinita sabiduría y gracias a su inconmensurable sentido de la bondad y la justicia decidió empezar a gastarle pequeñas bromas a Job.

Primero empezó por hacer que los sabeos le robasen a sus bueyes y burras y matasen a los pastores que los cuidaban. Luego hizo que fuego divino cayera del cielo matando a sus ovejas y a los pastores que las cuidaban. También consideró divertido hacer que los caldeos le robaran los camellos y, para variar mataran a los pastores. Y no podía contener la risa cuando hizo que se levantase un fuerte viento que derrumbó una casa. ¿Qué había en la casa? ¡Pastores!, habréis pensado algunos. No, amigos. La situación era aún más hilarante. En el interior de la casa estaban comiendo todos los hijos e hijas de Job que, al parecer olvidaron que no eran pastores y murieron como si lo fueran.

Cuando Job vio el resultado de tamaña colección de gracietas, consideró apropiado arrancarse toda la ropa y viendo que tenía la cabeza demasiado vestida todavía, optó por raparse. Con esta modo tan personal de presentarse ante una divinidad, le dijo a Dios algo como:

Job: Po bale. Ara me lo das, ara me lo quitas. No beas como molas, colega.

Satisfecho, Dios volvió a hablar con su amiguete Satán y lo que hablaron es como sigue:

Dios: ¿Lo bes? ¿Lo bes? Si ya te-ecía yo que el pabo este é la repolla, nen. Le pillo lob-bichos y pumba, a tomar por culo. Dep-pues lor pastore, nen y placa. Y aluego me coloco ahí a soplá nen y la casa a tomar por culo, ¿sabes? Y los chabale tos echos mierda, tío.

Satán: Pfuá, eso no-n-ná, tío. L’has metío un poco la mano en la billetera y tal, pero al pabo no l’has hecho ná.

Dios: ¿Que no’l’hecho ná? Me cago’n la puta. A bé píllalo tu y l’haces algo. Tío listo. Que ere mu listo tú.

Entonces, Satán que contaba con el permiso de Dios para jorobar a uno de sus fieles, decidió probar suerte. Seguramente el estado de desnudez de Job,fue el que le llevó a pensar que era una buena idea cubrir su cuerpo. Por desgracia para Job, la elección de Satán no consistía en una túnica, capa o abrigo de algún tipo. No. Su idea fue más bien incómoda, ya que optó por cubrirlo con una llaga que abarcaba desde los pies hasta la coronilla.

Al poco aparecen en escena un par de personajes. Ven a Job tirado en el suelo con una llaga que le cubre el 95% del cuerpo y que sufre como sólo el sabe hacerlo, y llegan a lo que en ese momento les debe haber parecido una brillante conclusión: “Ese hombre necesita que nos sentemos con él a discutir sobre teología” Nos saltaremos todo el relleno, ya que tras páginas y páginas de diálogos sumamente sosos y rebuscados para alguien que agoniza de esa forma, se llega a la conclusión de que Job no deja de ser fiel a Dios, por lo que éste decide premiarle quitándole la llaga, resucitando a sus hijos y duplicándole el número de animales que tenía antes.

Enseñanzas:

Dios es un ser retorcido capaz de dañar a uno de sus fieles para exaltar su ego.
Dios hace apuestas.
Dios es tentado por Satán sin mayores dificultades.
Satán daña a las personas con el consentimiento de Dios.

Y por supuesto, la enseñanza más importante:

El trabajo de pastor es altamente peligroso.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Grandes Hijosdeputa, Libros toxicos, Religion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: