La entrada aquella…

Dado que el otro día alguien contactó con nosotros haciéndose pasar por el Sr. Alejandro Rivero de Aguilar y por respeto a su persona, hemos decidido (al menos de manera temporal) cambiar la visibilidad de la entrada que él supuestamente encuentra ofensiva. Ya que la entrada nos sigue pareciendo muy divertida y como consideramos que deshacerse de las cosas escritas que no gustan es un comportamiento (patentado, posiblemente) por los Nazis y la Iglesia Católica, durante algunos días o semanas esa entrada será visible solamente para los usuarios registrados de este blog.

Total, al fin y al cabo la única función de este blog es la de divertir a los que lo hacemos.

Por otra parte, si el Sr. Rivero se comunica con nosotros a la dirección de correo electrónico que aparece en la sección de la derecha del blog, identificándose de forma clara y reconocible, mantendremos la entrada como privada para que nadie más la pueda ver. En caso de que no lo haga en un plazo relativamente breve, consideraremos que ha sido una suplantación de identidad y haremos la entrada pública otra vez y tal vez, si nos aburrimos mucho, presentemos una querella por tal delito contra el graciosillo/a que lo haya hecho.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Creenshaw Solidario

One Comment en “La entrada aquella…”

  1. manjacaprini Says:

    Os he escrito un mail, pero no respondéis.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: